Incendios forestales y riesgos para la salud humana

El humo de los incendios forestales puede dañar los ojos, irritar el sistema respiratorio y empeorar las enfermedades crónicas

Bienestar 07/08/2018 17:57 Diana Espinoza Actualizada 07:26

Un incendio forestal originado el pasado 27 de julio en Mendocino se convirtió en el más grave en la historia de California. La llamas arrasaron con 114.850 hectáreas de terreno.

Scott McLean, subdirector de Cal Fire, dijo a Los Angeles Times: “Este es uno de esos récords que no quisieras ver. Estamos a merced del viento. Trágicamente, toda esta zona está seca y es muy difícil extinguir las llamas”.

El incendio forestal ha acabado con cientos de árboles, pero el Centro de Control y Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés)  también ha advertido sobre los riesgos para la salud humana.

Recomendamos 

“El humo de los incendios forestales es una mezcla de gases y partículas finas procedentes de la quema de árboles y otros materiales vegetales. Puede dañar sus ojos, irritar su sistema respiratorio y empeorar las enfermedades crónicas del corazón y los pulmones”, explican.

Las personas que pueden resultar más afectadas por el humo son  quienes sufren enfermedades cardíacas o pulmonares. También están en mayor riesgo los adultos mayores y los niños.

“Las vías respiratorias de los niños aún se están desarrollando y respiran más aire por kilo de peso corporal que los adultos. Además,a menudo pasan más tiempo al aire libre participando en actividades y juegos”, apuntan.

Si cerca de tu comunidad hay un incendio forestal, puedes notificarlo a la Agencia de Protección Ambiental en AirNow.gov. Además, será necesario tomar medidas en tu hogar para proteger a tu familia.

  1. Debes tratar de mantener el aire limpio dentro de la casa. Cierra ventanas y puertas. Enciende el aire acondicionado, pero mantén la entrada de aire fresco cerrada y el filtro limpio para evitar que ingrese humo al exterior
  2. Si puedes, busca refugio lejos del área afectada.
  3. Evita las actividades que aumenten la contaminación interior en tu hogar: por ejemplo, encender velas, chimeneas o estufas de gas. No fumes ni aspires tu alfombra, pues remueves las partículas de polvo.

Mira en nuestra galería más recomendaciones de la CDC para prevenir y proteger a tu familia de incendios forestales.

No te pierdas