Medicamento convierte sangre de mujer de Rhode Island en 'azul'

El padecimiento fue ocasionado porque la sangre no suministraba oxígeno al tejido de forma correcta

Sangre
Pixabay
Bienestar 20/09/2019 07:00 María Alba Actualizada 09:27

Una mujer de Providence, Rhode Island fue atendida de emergencia luego de experimentar un raro efecto secundario originado por pastillas para el dolor.

Según el reporte médico publicado en el New England Journal of Medicine, la paciente de 25 años fue ingresada por debilidad generalizada, fatiga, falta de aliento y una apariencia “cianótica”, caracterizada por poner de color azul la piel.

Los doctores Otis Warren y Benjamin Blackwood, del Hospital de Miriam, Providence, diagnosticaron a la mujer con “metahemoglobinemia adquirida”, una reacción secundaria ocasionada por medicamentos que impiden, de forma “egoísta”, que la sangre oxigene al tejido.

Te recomendamos 

El padecimiento produce que la sangre pierda su pigmento rojo, se transforme a un líquido azul brillante con altos niveles de oxígeno y evite su circulación por el tejido, explican los especialistas.

La causa de esta condición fue la benzocaína, un elemento activo ubicado en medicamentos para el dolor de muelas y herpes labial, principalmente.

Para tratar la metahemoglobinemia adquirida, Warren administró dos dosis de azul de metileno que le devolvió el electrón faltante a la molécula de hemoglobina, restauró los niveles de oxígeno y su circulación normal.

También lee 

Cuando los niveles de “sangre mutada”, como lo califican los expertos, aumentan a un 50 por ciento, los pacientes pueden entrar en coma o desarrollar enfermedades cardiacas y cerebrales por la falta de sangre en el tejido, hasta causar la muerte.

“Es uno de esos casos raros sobre los que nos enseñan, para los que estudias, te sometes a exámenes, pero rara vez ves”, dijo Warren a CNN.

“En mi campo, la medicina de emergencia, cuando puedes curar a un paciente con un solo antídoto, eso es algo raro para nosotros”.

 

• ¿Ya conoces nuestro canal de YouTube? ¡Suscríbete!