Objetos en casa que son un riesgo potencial ante sismos

Diana Espinoza

14:00 | Martes 23 de Junio 2020

El sismo sacudió el centro de México en plena pandemia por coronavirus; algunos pudieron salir de casa, pero otros tuvieron que permanecer dentro
Sismo en el centro de México
AP

Nadie puede predecir un sismo, por eso la prevención es la mejor opción que tenemos para estar a salvo. 

Un sismo de magnitud 7.5 se registró este martes en México. El epicentro fue a 12 kilómetros del municipio de Crucecita, en el estado de Oaxaca, y se sintió en varios puntos del país, principalmente en el centro y el sur. 

El terremoto sacudió a México en plena pandemia por coronavirus, por lo que gran parte de la población se encontraba en sus casas. Algunos tuvieron la oportunidad de salir a zonas exteriores más seguras, pero otras tuvieron que permanecer dentro de su hogar. 

Los centros para el Control y Prevención de Enfermedades señalan que un paso importante en la preparación para terremotos es inspeccionar el hogar y sus alrededores en busca de posibles peligros y luego tomar medidas para disminuirlos. 

“Recuerde: cualquier cosa puede moverse, caerse o romperse durante un terremoto o sus réplicas”. 

Habitaciones

Estos objetos pueden convertirse en un riesgo si están en malas condiciones. 

1) Ventanas y otros vidrios que pueden romperse. 

2) Librerías, gabinetes, refrigeradores, calentadores de agua y otros muebles sin anclaje que puedan derrumbarse. 

3) Unidades de calefacción, chimeneas, chimeneas y estufas que podrían moverse o caerse.

4) Áreas que podrían ser bloqueadas por la caída de escombros.

Recomendamos: Imágenes y videos del sismo de 7.5  en México

Electrodomésticos 

1) Asegúrate de que tus electrodomésticos tengan cable flexible, alambre trenzado o flejes de metal.

2) Instala conexiones flexibles de gas y agua en todos los aparatos de gas. Esto reduce las probabilidades de incendio tras un terremoto. “En un sismo, el piso sobre el que está parado el calentador de agua tiende a moverse, lo que a menudo hace que se caiga”. 

Objetos colgantes y suspendidos 

1) Los candelabros lucen bien, pero de vez en cuando revisa que estén bien sujetos y evítalos si vives en una zona sísmica. 

2) Mueve los espejos pesados o los cuadros si están sobre tu cama, sobre sillones, sillas u objetos donde te sientes. 

3) Asegura los objetos colgantes cerrando la abertura del gancho.

4) Si tienes macetas de cerámica colgantes, cámbialas por unas de plástico o bájalas al piso. 

Lee: ¿Qué es un tsunami? ¿Por qué ocurren después de un sismo?

Baño 

1) Si es posible, reemplaza las botellas de vidrio en tu botiquín por unas de plástico. 

Estantes, gabinetes y muebles 

1) Si vives en una zona sísmica, identifica los muebles pesados que podrían caer en un terremoto. Si te sorprende un sismo, aléjate de ellos. 

2) Los CDC sugieren asegurar los muebles usando “soportes en L, soportes de esquina o molduras de aluminio para unir muebles altos o pesados ​​a la pared”. 

3) Puedes colocar una tablita de madera o metal en estantes abiertos, como libreros, para evitar que los muebles o figuras de cerámica caigan de ellos. 

4) Coloca los objetos más pesados en los espacios inferiores de los muebles y los más ligeros arriba. 

Materiales peligrosos

Identifica venenos, solventes o materiales tóxicos en envases de vidrio o que se puedan romper y muévelos a un mueble o zona segura y ventilada. Intenta mantenerlos lejos de almacenamientos de agua, de los niños y mascotas. 

Revisa la estructura de tu hogar tras un sismo para evitar desastres mayores en el futuro. 

Te interesa: Los sismos de mayor magnitud en México desde 1957

Tags: