Así son los aviones privados que compró Elon Musk, el hombre más rico del mundo

Elon Musk podría no tener casas millonarias ni grandes lujos, pero sí tiene un gusto particular por los aviones privados

Así son los aviones privados que compró Elon Musk, el más rico del mundo
AP
Compras 18/05/2022 17:26 María Alba Actualizada 17:26
María Alba

María Alba

Redactora Web

X

En medio de las polémicas desatadas por la compra de Twitter por más de $44 mil millones de dólares pero principalmente en medio de los crecimientos exponenciales de Tesla y SpaceX en los últimos años, Elon Musk ha hecho otras importantes inversiones millonarias que lo llevan a volar por los cielos de todo el mundo. 

Se trata de tres millonarios aviones privados hechos para que él y sus invitados puedan viajar cómodamente y con todo el lujo que puede permitirse el hombre más rico del mundo. 

Elon es un gran admirador de los diseños de la empresa Gulfstream y de sus impresionantes jets privados, tal es el caso que recientemente agregó uno nuevo a su colección de aviones. 

La adquisición, que hizo a finales del año pasado, es un G550, el segundo del mismo tipo en su colección, con el tamaño de flota de 611, además de motores Rolls-Royce BF710-C4-11 y una distancia de 6 mil 750 millas náuticas y una velocidad de crucero máxima de 488 nudos. 

El avión cuenta con cuatro salas de estar y asientos para 19 pasajeros. El interior es completamente personalizable, según los gustos y requerimientos del dueño. 

Además tiene mesas plegables, divanes que se convierten en camas, 14 ventanas y controles para que los pasajeros controlen la iluminación, temperatura, altavoces y cortinas, así como un área de baño y de equipaje en la parte trasera del avión. 

Ambos aviones nuevos cuestan más de $62 millones de dólares, mientras que los usados tienen un valor de $14 millones, según estimaciones de Aviation Week Network, más $4.2 millones de mantenimiento y uso por 300 horas al año.

Este vehículo se une al primer G550 que compró en 2020 y al G650ER que adquirió en 2016 por nada más y nada menos que $66.5 millones de dólares. El avión es uno de los modelos más aclamados entre los superricos, estrellas y empresarios como Jeff Bezos, Cristiano Ronaldo y Oprah que  poseen uno. 

El jet se ha modificado para crear espacios para dormir más grandes, con una sala de estar de cuatro asientos, cada una con ventana; todo el avión cuenta con 16 ventanas panorámicas, las más grandes de la industria de los aviones, informó Business Insider. 

Otra sección tiene cuatro asientos que viene con una segunda sala de estar que se usa como comedor y área de juntas, así como una habitación privada para dormir con capacidad para cinco pasajeros. 

Entre las comodidades destacan pantallas de alta definición, conexión de WiFi, asientos reclinables, una cocina equipada, horno de microondas, cortinas que se pueden controlar y dos baños con lavabos. 

Washington Post informó que este avión fue el más usado por el empresario durante 2018, con más de 250 veces, con vuelos dentro de todo Estados Unidos, Europa y parte de Asia. Durante este año gastó $700 mil dólares en todos los vuelos.

En una entrevista con Chris Anderson de TED a inicios de abril, Elon dijo que podría no ser dueño de ninguna casa ni tener tantos lujos como normalmente los tendría el hombre más rico del mundo, pero sí es dueño de una colección de aviones privados. 

En la charla reveló que suele dormir en casas de sus amigos siempre que lo necesita o se encuentra en un lugar en específico y no necesariamente en hoteles o en casas propias, ni siquiera en Los Ángeles y Texas, donde suele estar por temporadas largas. 

Hizo énfasis en su G650ER, señalando que es el avión que más usa para los traslados de trabajo. “La única excepción es un avión, pero si no uso el avión, entonces tengo menos horas para trabajar". 

Además de estos tres jets privados, que se dice compró a través de una empresa fantasma vinculada a SpaceX y Tesla, Elon tiene un jet Dassault Falcon 900B que compró en 2004, cuando su fortuna comenzaba a elevarse a través de sus múltiples negocios e inversiones. 

Este avión, de la década de los 80, cuesta actualmente $26 millones de dólares nuevo, una mínima parte de su fortuna de $218 mil millones de dólares, según estimaciones de Forbes

Tiene capacidad para 14 pasajeros, una cocina, cuatro asientos ejecutivos grandes y cuatro asientos más pequeños, mesas y detalles de madera, pantallas de alta definición, un comedor compartido y un camarote privado en la parte trasera. 

Musk usó por última vez este avión en 2016, antes de la compra del jet G650ER. 

Google News - ViveUSA
 
 
viveusa logo
Newsletter

Recibe en tu correo las noticias más destacadas para viajar, trabajar y vivir en EU

Al registrarme acepto los términos y condiciones