¿Por qué los estadounidenses comen pavo en Día de Acción de Gracias?

El pavo es el platillo estelar de la cena Acción de Gracias y una tradición que ha tenido Estados Unidos desde hace años

¿Por qué los estadounidenses comen pavo en Día de Acción de Gracias?
Adobe
Compras 24/11/2021 13:35 María Alba Actualizada 13:17

El Día de Acción de Gracias o Thanksgiving, es una de las celebraciones más importantes y esperadas del año para los estadounidenses. 

Y es que es en esta fecha que las familias suelen reunirse para disfrutar de un delicioso banquete elaborado a partir de elementos de cosecha y dar gracias por lo que disfrutaron de todo el año, esperando que el año venidero sea aún mejor.

El pavo es uno de los platillos estelares en la celebración y quizá la tradición más importante y perdurable. 

Estadísticas de la Federación Nacional de Pavos, cada año, para Acción de Gracias, se consumen entre 45 y 46 millones de pavos tan sólo en Estados Unidos. 

¿Por qué se come pavo en Acción de Gracias?

De acuerdo con la historia de la primera cena en 1621, recordada por William Bradford en el relato Of Plymouth Plantation, los peregrinos de Plymouth agregaron a sus cenas aves acuáticas, venado, langosta y pavos salvajes como su plato fuerte, pero no tan elaborados como actualmente se prepara. 

Se cree que los peregrinos cazaban principalmente pavos salvajes, los cuales abundaban en el área de Plymouth. 

Edward Winslow, autor de Mourt’s Relation; A Journal of the Pilgrims at Plymouth, dice que los peregrinos se encargaban de recolectar aves silvestres, sin especificar una en especial ya que bien pudieron haber sido patos o gansos. 

La teoría de Bradford sirvió para que surgieran defensores de que el Día de Acción de Gracias debía convertirse en una fecha feriado nacional y que se promoviera el pavo como el platillo principal, ya que es un ave exclusivamente norteamericana y común en los vecindarios. 

El uso de pavos en Estados Unidos precede a la celebración de Abraham Lincoln en 1863 cuando Alexander Hamilton, uno de los padres fundadores del país, proclamó que “ningún ciudadano estadounidense debería abstenerse de comerlo en Acción de Gracias”.

De acuerdo con Ashley Rose Young, historiadora del Museo Nacional de Historia Estadounidense del Smithsonian, hubo más razones pragmáticas, más allá de la popularidad, para elegir al pavo como el platillo estelar de la cena, ya que es un ave lo suficientemente grande para alimentar una familia numerosa a comparación del pollo. 

Además, a diferencia de otros animales de granja como las gallinas o las vacas, los pavos no son animales que sirvan para producción de alimentos como la leche o los huevos.

Los cerdos no se usaron como comida principal debido a que no se consideró una opción adecuada para una fecha especial. 

 

No te pierdas de las últimas noticias de Vive Usa en Google News, síguenos aquí

María Alba

María Alba

Redactora Web