Una trabajadora de la cadena de cafeterías Starbucks fue suspendida en Maryland, , luego de escribir la palabra “mono” en el vaso de una mujer afroamericana.

Una de las características de la cadena originaria de Seattle es que los baritas escriben en el vaso el nombre del cliente que lo ordenó. Sin embargo, la empleada en Maryland lo usó para insultar a una comensal.

Monique Pugh denunció que acudió a la sucursal de Annapolis y pidió un caramel frappuccino. Cómo de costumbre, la trabajadora en el mostrador le preguntó su nombre.

La mujer asegura que claramente le dijo “Monique”. La comensal contó que su pedido tardó más de lo normal y solo observaba cómo le entregaban sus órdenes al resto de los clientes, mientras les llamaban por su nombre.

Pero cuando llegó el momento de entregarle su pedido, nunca mencionaron su nombre, solo el tipo de bebida que había solicitado. La sorpresa llegó cuando tomó su vaso de y vio que tenía escrito la palabra “monkey” (mono).

Al principio, la mujer sólo reclamó que su bebida estaba mal preparada, pero el trabajador al que le reclamó se mostró a la defensiva. Cuando se dio cuenta de que habían escrito la palabra “mono”, preguntó si lo habían hecho por ser la única persona afroamericana en el establecimiento.

El empleado de Starbucks sólo le dijo que había sido un error y le devolvió su dinero, aunque nunca se disculpó, según narró Monique, quien asegura haber sido una fiel cliente de la marca desde hace 20 años.

Un vocero de la empresa confirmó a medios estadounidenses que la trabajadora que tomó el pedido de la mujer ya fue suspendida. Además, la compañía Impeccable Brand, dueña de la sucursal, aseveró que abrió una investigación por los hechos y prometió capacitar a su personal en el tema de diversidad.

Además, le ofrecieron una bebida gratis a Monque tras el acto de , lo que ella consideró como una falta de respeto.

Google News - ViveUSA