Sharapova revela porqué Serena Williams la detesta

La tenista rusa habla por primera vez de la "rivalidad" con la estadounidense y porqué ha ido más allá de la cancha

Deportes 07/09/2017 07:03 Edgar Tequianes Actualizada 07:43

La verdadera razón de la temible rivalidad entre María Sharapova y Serena  Williams está a punto de salir a la luz. Sus problemas han ido creciendo desde que Sharapova la venció con tan sólo 17 años de edad, momento en que Williams ya tenía más experiencia y 24 años cumplidos. "Incluso, ahora ella sigue haciéndome sentir como una niña", escribió Sharapova.

Con cuatro abiertos del Gram Slam, y siendo una campeona innata del tenis, María Sharapova, imponente jugadora y modelo rusa, nos abre su corazón y sus peores temores en su nuevo libro "Unstoppable: My Life So Far", en el que revela las temibles penumbras que acosan a una estrella del deporte.

Te puede interesar 

María Sharapova es sinónimo de constancia, dedicación y talento; sin embargo, el proceso profesional que pule el dominio de la raqueta de tenis también está plagado de momentos dolorosos, donde el ego empaña el brillo de los trofeos y las medallas.

En su autobiografía, misma que será publicada bajo el sello de Sarah Crichton Books el próximo 12 de septiembre, Shaparova nos da anécdotas vívidas que forjaron su vida profesional y personal, incluso nos revela la verdadera razón por la que Serena Williams no puede convivir con ella.

No te pierdas 

Los momentos clave, como el descubrimiento de la raqueta, la pasión por el deporte y los golpes sufridos por anhelar la victoria ante los demás, la condujeron por el camino de la competitividad.

Fue su mismo talento el que le trajo problemas con la audaz Williams, quien no soportó que la destrozara en el campo cuando, con apenas 17 años y poca experiencia en torneos, María le hizo morder el polvo.

En su libro, María revela que Serena no supo lidiar con el hecho de haber perdido, pero lo que causó un verdadero resquemor entre ambas fue que Sharapova escuchó a Williams llorar y gritar por su derrota en un club después del partido del 2004.

"Creo que ella nunca me perdonó por eso", escribió.

Williams estaba en un momento de verdadera vulnerabilidad, haber perdido el torneo fue un golpe directo a su ego, y más en contra de alguien no tan experimentado.

Además de esto, María admite que una de las más fuertes motivaciones que se tienen en el mundo del tenis es el no ser vencido por alguien más, pues los trofeos y las medallas se hacen viejos con el tiempo, la victoria y ser mantenerse en el número uno, no. "El miedo a la derrota es lo que nos impulsa a muchos de nosotros", afirma.

Desde pequeña, María sobresalió como una jugadora innata en los campos principiantes, afirma que su competitividad era tan grande, que no se hacía amiga de sus compañeras de equipo, pues eso podría haberla vuelto fácil de vencer y preferia distanciarse

Incluso revela que las academias profesionales de tenis parecían verdaderas cárceles, con toques de queda y horarios estrictos de comida, una tremenda ráfaga de disciplina para una niña. 

De igual forma, siempre ha respetado su don, pues afirma que ha sido su consuelo en varios momentos agrios, "Ha sido mi enemigo y mi amigo, mi pesadilla y el consuelo de esa pesadilla".

Tras encerrarse en su carrera, hubo un momento en que un tendón desgarrado en el hombro la hizo tambalear en el mundo de la fama, haciéndola reestructurar toda su estrategia de juego, siempre con la mirada en alto.

Actualmente, la estrella declaró que, curada de todas sus lesiones, está más que lista para competir de lo que nunca estuvo. La tenista de 30 años competirá en el Abierto de Estados Unidos, que comenzó esta semana.

Para saber más sobre ella y de la rivalidad con Williams, ¡mira nuestra galería: