Hoteles de Florida ofrecen libros 'impermeables' para leer en piscinas

En estos lugares ya es posible leer dentro del agua sin maltratar los libros

Lectura
Pixabay
Destinos 22/08/2019 07:00 María Alba Actualizada 10:06

Es común ver a las personas disfrutar de un buen libro mientras descansan a la orilla de la piscina, ya sea sobre un camastro o sentados en los rodetes, siempre cuidando que no se mojen o se maltraten.

Dos hoteles de Key West, Florida, inspirados en los amantes de la lectura y el descanso, acaban de crear ‘las bibliotecas submarinas’, un servicio que permite a sus clientes leer dentro y fuera del agua sin preocupaciones.

via GIPHY

El Gates Hotel y el 24º North Hotel ubicados en Key West ofrecen una amplia colección de libros a prueba de agua que no importa si le leen en las profundidades de la alberca o fuera de ella, siempre conservarán su buen estado.

En ambos complejos se pueden encontrar desde los clásicos de Shakespeare, Yates y Mark Twain, hasta las novelas contemporáneas que encantan a más de uno.

Los huéspedes de Gates Hotel pueden encontrar una versión de Macbeth, Cloths of Heaven y una colección exclusiva de cuentos escritos por Mark Twain.

No te pierdas 

Estos libros pueden ser disfrutados durante el almuerzo en los camiones de comida de la zona, en su restaurante, mientras nadan o durante un cóctel en el bar de la piscina.

Por su parte, el 24° North Hotel permite disfrutar de sus lecturas en los columpios o hamacas en la terraza de la piscina, frente a los murales de estilo pop art, durante un viaje en kayak, sobre un paddle board o en una excursión en bote por la zona.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Check4northhotel) el

En ambos hoteles, el servicio de biblioteca es completamente gratuito, sólo se solicita que los libros se entreguen al finalizar la estadía en buenas condiciones.

Consulta más información en los sitios oficiales de ambos hoteles, así como reservaciones y otros beneficios que ofrecen durante la estadía. 

Visita 

 

• ¿Ya conoces nuestro canal de YouTube? ¡Suscríbete!