¿Por qué el presidente de EU perdona a un pavo por Thanksgiving?

La Casa Blanca presentó a los pavos Peanut Butter y Jelly

¿Por qué el presidente de EU perdona a un pavo por Thanksgiving?
AP
Educación 18/11/2021 13:30 Diana Espinoza Actualizada 13:31

La Casa Blanca presentó a los pavos Peanut Butter y Jelly. Serán perdonados este viernes, como parte de la tradición que se enmarca en el Día de Acción de Gracias

Los pavos pasarán la noche en una suite de lujo y serán indultados este viernes 19 de noviembre en una ceremonia de indulto encabezada por el presidente Joe Biden, con el propósito de que no sean sacrificados para la cena de Thanksgiving

Los animales de 2021 provienen del estado de Indiana y pasarán el resto de su vida en una granja a cuidado de expertos.

El pavo y Día de Acción de Gracias 

Thanksgiving o Día de Acción de Gracias es una fecha en la que los estadounidenses se reúnen en familia para agradecer por la libertad de la que disfrutan, el hogar y los alimentos. 

El platillo más común de la cena es el pavo y por esa razón han sido enviados como obsequios a la Casa Blanca desde la década de 1870.

White House History explica que los pavos llegaban en cajas decoradas y hasta disfrazados, pero para la década de 1920 recibían tantos que fue imposible llevarlos todos a la mesa. 

Para reducir los envíos, el presidente Calvin Coolidge envió un mensaje a los estadounidenses para desalentarlos pues ya recibía hasta codornices, patos, gansos, conejos, un ciervo e incluso un mapache que luego se convirtió en la mascota presidencial. 

Más adelante, en la década de 1940, los granjeros y fabricantes de carne de pavo reanudaron el envío de pavos a la Casa Blanca para promover la industria. 

Origen de la ceremonia de indulto al pavo 

La tradición del perdón del pavo se remonta a la presidencia del presidente Abraham Lincoln, cuando su hijo Ted le “rogó a su padre que escribiera un perdón presidencial para el pavo destinado a la mesa navideña de la familia, argumentando que tenía tanto derecho a vivir como cualquiera”. Lincoln consintió y el pavo vivió.

En 1963, el presidente Kennedy decidió enviar su pavo de ese año a la granja de donde provenía. “Dejaremos que este crezca”, dijo. 

"El Washington Post utilizó tanto "perdón" como "indulto" en un artículo de 1963 en el que el presidente Kennedy no sacrificó al pavo. Durante los últimos años de la presidencia de Nixon, Patricia Nixon aceptó los pavos en nombre del presidente y en 1973 envió el ave a la Granja Infantil Oxon Hill. El pavo de 1978, presentado a la primera dama Rosalynn Carter, tuvo un destino similar cuando fue enviado a Evans Farm Inn para vivir en un mini zoológico", anotan. 

Después de 1981, la práctica de enviar el pavo de presentación a una granja se convirtió en la norma bajo el presidente Ronald Reagan.

Fue hasta 1989 cuando George HW Bush ofreció de manera formal un indulto para el pavo. El 14 de noviembre de ese año, anunció que el pavo “había recibido un perdón presidencial a partir de este momento” por lo que sería trasladado a una granja en Virginia. La ceremonia se realiza desde entonces. 

Año con año llegan dos pavos a la Casa Blanca. Se les da nombre, se "hospedan" en la residencia presidencial y se elige uno para ser perdonado en la ceremonia, aunque en realidad el indulto se da a los dos. Después son llevados a  vivir el resto de su vida en una granja. 

Diana Espinoza

Editora