Ofrecen $10 mil dólares a trabajadores que quieran mudarse a Tulsa

Cerca del 97% por ciento de los participantes se han quedado a vivir en Tulsa desde que inició el programa patrocinador 'Tulsa Remote'

Mudanza a Tulsa, 10 mil dólares
Adobe
Negocios 25/11/2020 05:00 María Alba Actualizada 05:56

Oklahoma, Estados Unidos está lanzando una atractiva oferta a residentes potenciales que se quieran mudar por un año a la ciudad de Tulsa

El programa Tulsa Remote está buscando a 250 nuevos residentes que trabajen a distancia y quieran un cambio de ambiente dentro de sus terrenos en los próximos seis meses. 

A través de una publicación hecha en el sitio oficial del programa, el cual ha estado vigente desde 2018, se hace una invitación a trabajadores que se puedan mudar a cambio de una recompensa valorada en los $10 mil dólares que incluye un presupuesto de reubicación, estipendios mensuales (remuneración por servicios realizados), así como un monto restante al completar el año. 

Además del dinero, los nuevos residentes serán acreedores de una membresía para el espacio de trabajo compartido de 36 Degrees North, asistencia para buscar alojamiento local y acceso a un programa de construcción comunitario. 

“Comenzamos con el objetivo de presentar Tulsa a la nación y crear un ecosistema de talento viviente y diverso dentro de nuestra comunidad”, dijo en un comunicado para CNN el director ejecutivo de Tulsa Remote, Ben Stewart. 

“Buscamos atraer a personas de diversas industrias y conjuntos de habilidades que traigan puestos de trabajo a nuestra economía y, al mismo tiempo, el crecimiento de la población siempre es importante”, añadió.

Requisitos para entrar al programa Tulsa Remote 

Los requisitos para entrar al programa apuntan que los candidatos deben ser trabajadores remotos a tiempo completo o ser autónomos fuera de Oklahoma y ser elegibles para trabajar en Estados Unidos. 

Deben ser mayores de 18 años y contar con la posibilidad de mudarse a la ciudad en los siguientes seis meses. 

El programa existe desde 2018 financiado por la Fundación de la Familia George Kaiser. 

Desde entonces ha significado un éxito y ha aceptado a 400 personas, de las cuales sólo tres dejaron la ciudad. 

“Tenemos una tasa de retención increíblemente alta del 97 por ciento, ya que muchos participantes realmente se conectan con la ciudad durante su periodo de un año”, dijo la portavoz de la organización, Katie Bullock. 

Más de la mitad de los solicitantes provienen de estados como California y Nueva York atraídos por el costo de vida asequible de la ciudad y su diversa escena artística y turística, según apuntan estadísticas de Tulsa Remote. 

Cerca del 40 por ciento de los participantes ya establecidos están enfocados en la industria de la tecnología, mientras que el resto son periodistas, diseñadores y cantantes de ópera japoneses. 

Según las proyecciones del programa, para este fin de año se espera que la cifra aumente a 500 nuevos residentes. 

“Nuestros miembros votan, compran casas aquí, pero también se ofrecen como voluntarios en numerosas actividades. Ese es el secreto del éxito de Tulsa Remote, ese elemento de integración comunitaria. Realmente queremos que las personas se vean a sí mismas en Tulsa a largo plazo y que conozcan y disfruten Tulsa. Nuestro objetivo es que se conviertan en Tulsans de por vida”, apuntó Bullock. 

Las inscripciones permanecen abiertas a través de la página tulsaremote.com.

Tulsa, Oklahoma no es el único lugar de Estados Unidos donde se les están pagando a los nuevos residentes. 

Arkansas recientemente lanzó una oferta de mudanza de $10 mil dólares más una bicicleta.