United Airlines suspende vuelos para animales tras accidentes con perros

Un perro murió cuando un auxiliar de vuelo le pidió a sus dueños que lo pusieran en el portaequipajes y otro fue enviado por error hasta Japón cuando su destino era Kansas

Negocios 21/03/2018 07:03 Pamela Benítez Actualizada 07:34

La empresa United Airlines suspendió los viajes para animales, de forma temporal, luego de que un perro murió la semana pasada y otro fue enviado por equivocación a Japón.

La aerolínea informó, a través de un comunicado, que realizará una revisión “exhaustiva y sistemática” del programa de viajes para animales que no pueden viajar en la cabina, para mejorar la “seguridad y comodidad” de las mascotas.

Aunque también se comprobará la seguridad del servicio de mascotas en la cabina de los aviones, la compañía indicó que este programa no se suspenderá.

La aerolínea aseguró que no aceptará más reservaciones transportar animales, aunque completará los que se confirmaron antes del 20 de marzo de 2018. Además, la empresa aclaró que los clientes podrán cancelarlas en cualquier momento.

United Airlines indicó que espera completar la revisión de sus protocolos antes del 1 de mayo de este año.

Hace una semana, el perro Kokito, un bulldog francés, murió asfixiado luego de que un auxiliar de vuelo le pidiera a sus dueños que pusieran a la mascota en el portaequipajes de la parte superior durante la ruta Houston-New York.

Recomendamos

Al día siguiente, también en un vuelo de United Airlines, una pareja tomó un avión con su perro pastor alemán, llamado Irgo. La mascota viajó en la bodega de carga y cuando finalizó el viaje de Oregon a Kansas, encontraron a un gran danés en su lugar.

La respuesta que dio la empresa fue que hubo una confusión con Irgo y el pasajero de otro vuelo durante la conexión con Denver, por lo que su perro se dirigía hacia Tokio, Japón, junto con el otro dueño.

Finalmente ambas mascotas fueron devueltas con sus respectivos dueños en perfecto estado de salud, de acuerdo con veterinarios.

United Airlines cobra 125 dólares para permitir a los dueños viajar con sus mascotas en la cabina del avión y se suman otros 125 dólares por cada escala de cuatro horas dentro de Estados Unidos o de más de 24 horas en otro país.

Hasta hace un par de días, la tarifa por transportar animales que no podían viajar en la cabina, en Estados Unidos, iba de los 201 a los 963 dólares, dependiendo el peso de la mascota.

Te puede interesar