Acusan formalmente a mujer canadiense por envío de carta envenenada a Trump

Pascale Ferrier fue acusada formalmente en un tribunal de NY por atentar contra el presiente de Estados Unidos

Donald Trump
AFP
Noticias 22/09/2020 17:57 AFP Actualizada 08:12

La mujer canadiense acusada de enviar una carta envenenada a Donald Trump fue acusada formalmente este martes de amenazas contra el presidente de Estados Unidos, durante una audiencia en un tribunal del estado de Nueva York. 

Pascale Ferrier, de 53 años, residente en Quebec, Canadá, compareció en un tribunal en Buffalo, en la frontera con su país, ante un magistrado federal, en presencia de un abogado designado por el tribunal cuyos servicios solicitó para el resto del proceso, y un intérprete francés-inglés. 

Según el acta de acusación difundida el martes, fue ella quien envió al presidente de Estados Unidos una carta recibida el viernes en el centro de clasificación postal de la Casa Blanca que contenía recina, un veneno potencialmente mortal producido por el tratamiento de semillas de ricino. 

Según el agente que realizó la investigación, la carta contenía una nota destinada al presidente que decía:

"Encontré para usted un nuevo nombre: 'el payaso feo y tiránico'. Espero que le guste. Usted va a arruinar a Estados Unidos y llevarlo al desastre". 

"Ríndase, no se postule a estas elecciones", agregaba el mensaje, antes de enfatizar que había deslizado "un regalo especial", el veneno, en la carta para "ayudarlo" a tomar una decisión. 

"Si eso no funciona, encontraré una receta mejor para otro veneno, o usaré mi arma cuando pueda venir", concluía, y firmaba "Free Rebel Spirit" (Espíritu rebelde libre). 

Los investigadores afirman haber encontrado esa formulación y esa firma en otras seis cartas enviadas a Texas a mediados de septiembre a personas que trabajaban en los centros de detención donde Ferrier estuvo detenida en 2019 tras su arresto por posesión ilegal de armas en fuego, según el documento.

La imputada, que fue arrestada el domingo, solicitó una audiencia especial, que fue fijada para el 28 de septiembre, durante la cual los fiscales estadounidenses deberán acreditar su identidad antes de poder continuar el proceso. 

Mientras tanto, seguirá encarcelada en Estados Unidos, ya que los fiscales consideraron que presenta "un alto riesgo de fuga".

 

No te pierdas de las últimas noticias de Vive Usa en Google News, síguenos aquí