Adiós, Ivanka Trump; hola, Ashley Biden

La hija menor de Joe Biden ocupará el lugar de Ivanka Trump como la 'primera hija' una vez que su padre tome protesta como presidente electo en enero de 2021; conoce más sobre ella aquí

Ivanka Trump y Ashley Biden
AFP/EFE
Noticias 09/11/2020 05:00 María Alba Actualizada 15:02

Con la victoria presidencial sobre los hombros del demócrata Joe Biden inicia una nueva era para Estados Unidos y finaliza otra bastante controvertida con la salida de Donald Trump de la Casa Blanca. 

Junto con el actual presidente, en enero de 2021 su familia dejará Washington para cederle el lugar a los nuevos inquilinos, lo que significa que ya no habrá más de Melania y Barron, pero principalmente no habrá más de la mano derecha de Trump, su hija Ivanka, al menos en el ojo público con relación a la política hasta nuevo aviso. 

¿Quién llegará a tomar el lugar de la ‘primera hija’?

Ivanka le cederá el lugar a Ashley Biden como la primera hija, first daughter, una vez que Biden tome protesta de su nuevo puesto al frente del país; aún no está claro si tendrá las mismas participaciones y responsabilidades en la Oficina Oval como las tuvo Ivanka Trump durante los últimos años. 

¿Quién es Ashley Biden?

Ashley es la hija menor del presidente electo y la única mujer que tuvo con su segunda esposa Jill Biden. 

En los años 70 Joe tuvo una hija llamada Noemi, pero falleció cuando tenía un año de edad en un fatídico accidente automovilístico que también cobró la vida de Neilia Hunter, la primera esposa de Joe. 

Ashley tiene 39 años y nació el 8 de junio de 1981 en Wilmington, Delaware. 

A diferencia de sus hermanos Hunter y Beau, éste último fallecido en 2015 por cáncer cerebral, tiene una vida a bajo perfil en la política y en el ojo público. 

¿A qué se dedica Ashley Biden?

Las campañas como senador y vicepresidente de Estados Unidos inspiraron a la joven a emprender una carrera como activista a favor de la educación, la justicia y el bienestar infantil. 

“Mi papá siempre me enseñó que el silencio es complicidad y que debo defender a cualquiera que haya sido tratado injustamente. Eso se ha quedado conmigo hasta la edad adulta y es el principio rector de mi vida profesional”, dijo Ashley en una entrevista con Delaware Today. 

Se especializó en antropología cultural en la Universidad de Tulane, pero en el camino se interesó por el activismo hasta llegar a ser la directora ejecutiva del Centro de Justicia de Delaware en 2014 para trabajar con la reforma de la justicia penal. 

La muerte de su hermano mayor, Beau, hizo que Ashley siguiera con su carrera enfocada en los más necesitados. 

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida por rplymate (@rplymate) el

“Para Ashley era muy importante, así que continuó con el legado de Beau: las reformas en la justicia penal, su trabajo con los niños. Hunter también dio ejemplo con el trabajo que estaba haciendo. Ella siempre tenía una razón para comprometerse con ellos y encontró la manera de seguir su propio ejemplo”, dijo en Jill Biden después de la muerte de su hijastro. 

Una Ashley dedicada al servicio social 

En 2017 Biden le dijo a Glamour que su dedicación a las causas sociales surgió a edad muy temprana y sólo se intensificó con el paso de los años e influencia de su familia. 

“La pasión comenzó a una edad muy temprana. Mi papá es un servidor público de toda la vida; mi mamá era maestra en una escuela pública, está en mi ADN”. 

Las causas que se propuso cubrir en sus inicios en el activismo era el cuidado animal. 

“Cuando era niña, siempre me encantaron los animales, y descubrí que el brillo de labios de Bonne Bell se estaba probando en animales, así que organicé mi escuela para comenzar a escribir cartas a la empresa”, le reveló a la revista. 

“Luego me obsesioné con la difícil situación de los delfines que se quedan atrapados en las redes de atún. Mi papá me puso en contacto con la congresista Barbara Boxer, a quien apodé la ‘dama de los delfines’, y ella me llevó a la sala para ayudar a presionar al congresista republicano a favor de la Ley de Información al Consumidor para la Protección de los Delfines”. 

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida ebidens) el

Vida personal de Ashley Biden

A pesar de sus labores sociales e incursiones políticas, Ashley no tiene una vida pública. 

Sus redes sociales se mantienen privadas y se sabe que lidera una organización llamada Livelihood que diseña y vende ropa hecha en Estados Unidos. Las ganancias son dirigidas a organizaciones comunitarias en Washington DC y Delaware que apoyan a la reforma de la justicia penal, a la educación infantil y a mejorar las disparidades económicas. 

Ashley está casada con el cirujano Howard Kerin de Filadelfia desde el 2 de junio de 2012. 

De acuerdo con los informes, conoció a su esposo por medio de su hermano Beau en 2010. 

Si bien es conocida por sus múltiples trabajos benéficos, Biden ganó popularidad a finales de los 90 por posesión ilegal de marihuana en Nueva Orleans y en 2002 intentó obstruir a un oficial de policía en Chicago, según apunta New York Post.