Agregan cargos a Amy Cooper, acusada de racismo en Central Park

La mujer ya había recibido cargos por delitos en tercer grado en julio pasado tras enfrentamiento racista

Racismo en Central Park
Twitter
Noticias 15/10/2020 05:00 María Alba Actualizada 05:33

Amy Cooper, la mujer que dijo ‘sentirse amenazada’ por un hombre negro en Central Park en mayo pasado, ha recibido nuevos cargos judiciales por haber hecho una segunda llamada al 911 con tintes racistas. 

Según informes revelados por fiscales de Nueva York, la mujer de 41 años añadió nuevos cargos a su caso por haber hecho una segunda llamada acusando falsamente a un afroamericano llamado Christian Cooper de haberla agredido dentro de la sección de Central Park Ramble, dedicada a la observación de aves. 

La segunda llamada no fue reportada anteriormente, pero los informes indican que Cooper repitió la acusación y dijo que el hombre negro “intentó agredirla”. Una vez que llegaron los agentes, admitió que el hombre no la agredió ni tampoco entró en contacto con ella. 

“Como se alega en la denuncia, Amy Cooper participó en una conducta criminal racista cuando acusó falsamente a un hombre negro de intentar agredirla en una segunda llamada no reportada previamente con un operador del 911”, dijo Cy Vance, fiscal de distrito en un comunicado. 

“Nadie resultó herido o muerto en la respuesta de la policía al engaño de la señora Cooper”, añadió. 

El racismo de Amy Cooper

En julio pasado la mujer fue acusada de un delito de tercer grado que la llevaría a la cárcel hasta por un año. Se le citó a comparecer el pasado 14 de octubre para la lectura de cargos.

“Hoy nuestra oficina inició un juicio contra Amy Cooper por informar falsamente un incidente de tercer grado”, se leía en un comunicado hecho por la fiscalía. 

Amy se hizo viral en redes sociales durante mayo pasado por llamar al 911 para acusar al señor Christian Cooper de amenazarla mientras paseaba por el popular parque. 

De acuerdo con un video grabado por la víctima, Cooper, que no comparte relación con Christian, llamó al 911 luego de que éste le pidiera que le pusiera una correa a su perro, regla que deben cumplir los dueños que visitan Central Park. 

Cuando la mujer se negó, el hombre llamó al perro para que se acercara por lo que Amy lo enfrentó y lo amenazó con llamar a la policía. 

“Hay un hombre afroamericano amenazando mi vida”, se escucha en el clip viralizado en redes sociales. 

Después de darse a conocer el caso, Amy fue suspendida de su empleo en la firma de inversión Flankin Templeton y su perro fue entregado al refugio Abandoned Angels Cocker Spaniel Rescue Inc. donde había sido adoptado días previos al incidente. 

 

No te pierdas de las últimas noticias de Vive Usa en Google News, síguenos aquí

Temas Relacionados
Central Park racismo Amy Cooper