Colorado no usará recursos estatales para separar familias migrantes

La medida del gobernador John Hickenlooper también prohíbe apoyo del personal de Colorado para separar a padres inmigrantes de sus hijos

Noticias 18/06/2018 14:38 EFE Actualizada 07:29

El gobernador de Colorado, John Hickenlooper, prohibió hoy el uso de recursos estatales para separar familias de inmigrantes que llegan a la frontera sur de Estados Unidos, en una orden ejecutiva que muestra su "fuerte desacuerdo" con la Casa Blanca.

Hickenlooper, demócrata y ya en sus últimos meses en el cargo, indicó en rueda de prensa que existe "unanimidad en condenar esa clase de actividad" y destacó que ese nivel de "amplio consenso con la misma pasión y sentido de urgencia es raro".

Te  puede interesar 

"Quisimos asegurarnos de que añadimos nuestro propio sentido de urgencia con (esta orden ejecutiva", expresó el mandatario estatal sobre una polémica que en las últimas horas ha generando una creciente oposición incluso en el partido republicano.

En los últimos días han aparecido reportes de la dramática situación de estos menores, alojados en almacenes reconvertidos en centros de detención temporal y en algunos casos ubicados dentro de recintos divididos a modo de jaulas.

Hickenlooper subrayó que distintos grupos, incluyendo dirigentes religiosos, profesionales de salud mental, académicos, políticos y personas de todo origen se oponen a la decisión de la Administración Trump de separar a las familias de indocumentados detenidos en la frontera.

La llamada política de "tolerancia cero", recientemente anunciada por el fiscal general Jeff Sessions, se basa en dos elementos: acusar a los adultos de cargos criminales por ingresar a Estados Unidos sin la documentación adecuada, y en separar a los hijos de esos acusados debido a que leyes vigentes prohíben alojar a menores junto con adultos acusados de crímenes.
No te pierdas

Según datos oficiales, en los dos primeros meses de "tolerancia cero" unos 2.000 menores fueron separados de sus padres.

Hickenlooper no especificó si ya se usaron o se pensaban usar recursos locales para implementar esa medida, pero la orden estipula que ninguna agencia del Gobierno estatal podrá negarse servicios o beneficios a una persona solo por ser indocumentada si las leyes federales le permiten recibir esos servicios o beneficios.

A la vez, no se usará dinero, equipo o personal de Colorado para separar a padres de sus hijos sólo porque los padres son indocumentados.

La decisión del gobernador fue celebrada por ProgressNow Colorado, la mayor organización progresista en este estado.

"Separar a niños inocentes de sus familias y colocarlos en un campamento de internación está mal. Punto final", dijo Ian Silverii, director ejecutivo de ProgressNow Colorado, en declaraciones preparadas enviadas a Efe.

"Podemos tener una frontera segura sin acciones maliciosas contra familias sólo para tratar de obtener ganancias políticas. Esto ya no se trata de política partidista. Se trata de si Estados Unidos todavía tendrá algo de credibilidad (en cuanto a derechos humanos)", agregó. EFE