Los Ángeles, 24 ene (EFE).- Un grupo de inmigrantes afectados por los atrasos del Servicio de Ciudadanía e Inmigración de Estados Unidos (USCIS) para tramitar solicitudes de beneficios migratorios, en algunos casos con demoras de más de 30 meses, demandó a la agencia, informó este martes la Asociación Estadounidense de Abogados de Inmigración (AILA).

La demanda colectiva fue presentada en una corte federal en el estado de Washington por cónyuges de ciudadanos estadounidenses y residentes permanentes legales, que no han podido trabajar y están sujetos a expulsión de porque sus casos no se han resuelto.

La querella busca “responsabilizar a la Administración del presidente Joe Biden por los retrasos cada vez mayores en el procesamiento de las exenciones por presencia ilegal en EU", explicó AILA en un comunicado.

Kate Melloy Goettel, directora Legal de Litigios del Consejo Estadounidense de Inmigración, que representa a las familias, dijo que las demoras que USCIS considera “normales” tienen consecuencias devastadoras en el mundo real para las familias.

“A medida que aumentan los tiempos de procesamiento mes tras mes, los solicitantes quedan atrapados en un limbo burocrático. Nuestros demandantes no pueden seguir adelante con muchas áreas de sus vidas, desde el empleo y la atención médica hasta la unidad familiar”, agregó la abogada.

Benjamin Johnson, director de AILA, explicó que “a partir de este mes, USCIS está tardando más de 31 meses en procesar estas solicitudes, frente a los 4,5 meses del año fiscal 2018”.

Por su parte, el abogado Charles Kuck, de Kuck Baxter Immigration LLC, que representa a varios inmigrantes en la demanda, calificó de “fracaso monumental” la gestión de USCIS bajo la Administración de Biden. EFE

Google News - ViveUSA