Joe Biden entra como presidente a la Casa Blanca

Joe Biden caminó unos metros junto a su familia para entrar a pie en la residencial presidencial

Joe Biden entra a la Casa Blanca
AFP
Noticias 20/01/2021 15:19 EFE Actualizada 15:22

El presidente de EE.UU., Joe Biden, entró este miércoles por primera vez oficialmente en la Casa Blanca poco después del juramento del cargo, y se prevé que esta tarde firme las primeras órdenes ejecutivas de su mandato.

Debido a cuestiones de seguridad y la pandemia del coronavirus, el habitual desfile quedó restringido a apenas un centenar de metros cerca de la Casa Blanca y Biden caminó los últimos de ellos junto a su familia para entrar a pie en la residencial presidencial.

El presidente de EE.UU., Joe Biden, entró este miércoles por primera vez oficialmente en la Casa Blanca. Caminó unos metros junto a su familia para entrar a pie en la residencial presidencial.

Publicado por Vive USA en Miércoles, 20 de enero de 2021

 La toma de posesión de Joe Biden transcurrió sin hechos que lamentar, aunque reinaba la tensión y el nerviosismo en Washington, con fuertes barreras alrededor del Capitolio, vehículos blindados en las calles y miles de soldados y policías montando guardia.

Las autoridades temen no sólo la posibilidad de un ataque de una persona común, sino incluso uno por uno de los propios guardias asignados a proteger la ceremonia. Al mismo tiempo, han estado vigilando las actividades de grupos y milicias ultraderechistas, ante la posibilidad que alguna de estas agrupaciones llegue a Washington con la intención de provocar enfrentamientos violentos.

Hubo unos pocos arrestos aislados, pero la ceremonia transcurrió sin incidente alguno.

El mismo Biden hizo alusión de la situación en su discurso inaugural:

“Apenas días después de que una turba enardecida pensó que por medio de la violencia podría acallar la voz del pueblo, frenar nuestra democracia, expulsarnos de este lugar sagrado, ello no ocurrió. Y nunca ocurrirá. Ni hoy, ni mañana ni nunca”.

Tras el asalto al Capitolio el 6 de enero, el Servicio Secreto adelantó los preparativos para el acto, al convertir convirtiendo la capital nacional prácticamente en una fortaleza bajo estadio de sitio. Más de 25.000 soldados y policías vigilaron la zona. Hubo tanques en las calles y barreras de cemento en las esquinas. El National Mall —el parque de monumentos nacionales de la capital estadounidense— estuvo cerrado. Enormes barreras rodearon los predios del Capitolio. Hubo retenes en las intersecciones viales. 

Temas Relacionados
Joe Biden Casa Blanca Jill Biden