Una turista estadounidense que viajaba en el crucero de bandera noruega Viking Polaris falleció luego de que la embarcación sufrió el impacto de un fuerte oleaje cuando se dirigía en medio de un temporal al puerto de Ushuaia, en el sur de Argentina, mientras otros cuatro pasajeros sufrieron lesiones.

Prefectura Naval Argentina -la policía guardacostas- dijo en un comunicado enviado el viernes a The Associated Press que, según las primeras investigaciones, el deceso de la mujer de 62 años se produjo como consecuencia de una fuerte tormenta que tuvo lugar el martes, durante la cual “una ola rompió algunas ventanas de las cabinas de los pasajeros”, entre ellas, las de la víctima.

La embarcación llegó al día siguiente a Ushuaia, sobre aguas del Atlántico sur y a unos 3.100 kilómetros al sur de Buenos Aires. Se encuentra fondeada en la bahía de esa ciudad y Prefectura está realizando la investigación ordenada por el Juzgado Federal a cargo de Federico Calvete.

Viking, la empresa dueña del crucero, confirmó por su parte el fallecimiento del huésped -sin dar a conocer su identidad- y señaló que había notificado del mismo a la familia y que está investigando “los hechos que rodean al incidente” en un comunicado al que tuvo acceso AP.

Indicó además que otros cuatro pasajeros sufrieron lesiones que no ponen en peligro su vida y fueron atendidos por el médico de a bordo y personal sanitario.

La empresa está organizando con los pasajeros y tripulación el viaje de regreso, ya que decidió cancelar la próxima salida programada del barco hacia la Antártida del 5 al 17 de diciembre.

Viking ofrece cruceros fluviales, marítimos y de expedición. Su sede operativa está en Basilea, Suiza, y su oficina de mercadeo en Los Ángeles. La compañía se expandió en el continente americano a partir del año 2000.

La compañía indicó en su página web que para explorar remotas regiones del mundo cuenta con dos barcos "de clase expedición específicamente construidos y de última generación: Viking Octantis y Viking Polaris”.

El Viking Polaris, una embarcación con instalaciones de lujo y que fue construida en 2022, tiene capacidad para 378 pasajeros y 256 tripulantes.

Google News - ViveUSA

TEMAS RELACIONADOS