Niño llama al 911 porque lo dejaron encerrado en auto con otros 6 infantes

El pequeño de 4 años temió por la seguridad de los otros niños en el vehículo, que eran menores a él, pues no soportaban el calor

automóvil
Pixabay
Noticias 14/05/2019 15:21 Pamela Benítez Actualizada 18:39

Un niño, de cuatro años de edad, llamó al número de emergencia 911 en Maryland luego de que una mujer lo dejara a él y a otros seis niños encerrados dentro de un automóvil, mientras ella iba de compras.

El pequeño relató que estaban solos en el vehículo, con las ventanas cerradas y con el fuerte calor de las 13:00 horas que los hacía sudar en grandes cantidades. 

Los operadores del 911 orientaron al infante para poder encontrar su ubicación exacta a través del GPS y otros dispositivos que tenía a su alcance. 

No te pierdas

 

La localización apuntaba al St. Charles Towne Center, en el condado de Charles, y una patrulla llegó para auxiliar a los siete niños, de entre dos y cuatro años de edad, quienes estaban asustados dentro del auto. 

Casi 10 minutos después de la llegada de los oficiales, se presentó una mujer de 37 años, quien resultó ser la madre de dos de los pequeños y estaba a cargo del cuidado del resto de los infantes. 

La mujer dio indicaciones a los niños para que no salieran del auto, mientras ella compraba algunos artículos, pero tardó cerca de 20 minutos en el centro comercial, de acuerdo con un comunicado de la Oficina del Sheriff de Charles.

Relacionado

 

La madre fue arrestada y acusada de “confinamiento de niños dentro de un vehículo motorizado”. 

De acuerdo con las leyes del estado de Maryland, es ilegal dejar a un niño menor de ocho años de edad dentro de un vehículo, si está fuera de la vista de una persona mayor de 13 años. La multa por este delito es de 500 dólares y también puede ameritar un máximo de 30 días en prisión

Dejar a un ser humano o a una mascota en un auto sin ventilación puede provocar insolación, daño cerebral o la muerte.   

Mira en la siguiente galería algunos consejos para prevenir la insolación de niños dentro de un vehículo.