¿Por qué el mundo odia tanto a Taylor Swift?

Taylor Swift es una de las cantantes más exitosas de la industria y una de las que más influencia tiene en las causas sociales; sin embargo, esto no le alcanza para ser querida

¿Por qué el mundo odia a Taylor Swift?
AP
Showbiz 16/03/2021 14:05 María Alba Actualizada 10:51

Taylor Swift acaba de sumar otro Grammy a su repisa de premios por el álbum del año gracias a su trabajo con Folklore, uno de los dos discos que escribió, produjo y lanzó durante la pandemia

Con este reconocimiento hizo historia, se convirtió en la primera artista en dominar dicha categoría con tres géneros diferentes: country, pop y alternativo. 

Mientras goza de su buena racha, la cantante espera recibir su reconocimiento como artista de la década de Billboard, categoría en la que compite con artistas de la talla de Adele, Bruno Mars, Drake y Rihanna. 

No cabe duda que Swift es una de las más exitosas de los últimos tiempos y una de las más famosas, pero también una de las más odiadas no sólo en Hollywood, sino en todo el mundo, tanto por otras celebridades como sus respectivos fandoms. 

Durante más de 12 años ha sido una de las figuras públicas que más ha estado bajo escrutinio público, ya sea por su carrera musical, su imagen y labores con la moda, peleas con otros famosos, hasta por sus relaciones sentimentales. 

¿Por qué el mundo odia a Taylor Swift?

Swift de 31 años tiene una larga lista de detracciones, algunas de ellas válidas, otras sin fundamento y unas más que deberían pasar a segundo plano cuando presume de una brillante y exitosa carrera. 

Si bien Taylor se enfoca en letras de amor (como muchas celebridades femeninas y masculinas), además de historias fantásticas e incluso hace llamados para detener el acoso a través de su música, suele recibir críticas por obsesionarse con sus novios del pasado hasta el punto de ser llamada ‘devora hombres’, una opinión catalogada como sexista en estos tiempos. 

Pero, ¿qué canciones populares o qué carrera no se basa en este tipo de historias?

También ha sido señalada por ser y tener actitudes falsas, ya sea en redes sociales, con sus séquitos de amigas, en entregas de premios e incluso con sus posturas políticas, ante el racismo, los derechos LGBTQ+ y más. 

Esto último porque durante años desgraciadamente fue catalogada como una chica modelo para los movimientos blancos y supremacistas de Estados Unidos, principalmente por su físico bajo el típico estereotipo americano de piel blanca, cabello rubio y ojos azules y por no defender movimientos de minorías o víctimas de odio. 

Después de haberse esforzado y analizado otros papeles que puede jugar como superestrella, decidió no callar más y convertirse una defensora de los derechos LGBTQ+, de los autores, minorías culturales y del feminismo. Pero al parecer sigue sin ser suficiente para evitar recibir odio. 

En su documental Miss Americana reveló que el bajo perfil en estos temas que mantuvo por años le fue ordenado por los ejecutivos de la empresa a la que pertenecía. 

“A lo largo de toda mi carrera, los ejecutivos de las discográficas simplemente me decían: ‘Una buena chica no obliga a la gente a opinar; una linda chica sonríe, saluda y dice gracias’. Me convertí en la persona que todos querían que fuera”. 

Para los fanáticos y otros famosos no es suficiente los movimientos que promueve y cómo lo hace, quizá porque lo hace mal o consideran bastante exagerado su apoyo. 

¿Víctima o victimaria?

Antes de su era Reputation, Taylor recibió odio por parte de los fanáticos del clan Kardashian, cuando en 2016 Kanye West y Kim Kardashian la tacharon de mentirosa cuando reclamó por los insultos que el rapero le dijo en su canción Famous y de cómo la retrató en su video musical. 

Si bien Kim mostró evidencias de que Taylor había estado de acuerdo con la letra de la canción y apuntó que sólo quería atención, años más tarde salió a la luz la verdad... la ahora expareja manipuló las supuestas evidencias y con ello se demostró que Swift fue la víctima por años. 

“Cuando la gente decidió que yo era de mimbre y malvada y no una buena persona, esa era de la que no podía recuperarme porque toda mi vida estaba centrada en eso”, dijo. 

“Y luego decidieron en 2016 que absolutamente todo en mí estaba mal. Si hice algo bueno, fue por las razones equivocadas. Si hice algo valiente, no lo hice correctamente. Si me defendía, estaba haciendo un berrinche. Y así me encontré en esta interminable burla cámara de eco”. 

Estos son algunos de los pleitos y discordias que ha tenido la cantante originaria de Pensilvania y que la ha llevado a sumar el odio más grande generado hacia una artista, sin mencionar el mal entendido que tuvo con Katy Perry por sus bailarines, la denuncia de acoso sexual que presentó en contra de un presentador de radio, los aparentes probelmas de imagen y peso corporal o la traición que le cometió su antigua disquera al vender sus canciones a Scooter Braun sin su autorización. 

¿Taylor Swift merece el odio que recibe?

A ojos de muchas personas, quizá la cantante merece el odio que recibe e incluso más; sin embargo, por su labor dentro de la industria, como filántropa, activista, defensora de los derechos y su contribución a causas sociales, el odio y críticas personales podrían estar fuera de contexto. 

En la actualidad Swift es conocida por tener una influencia en las causas superior a la de muchos de sus desertores, además de su talento no sólo como cantante, sino como escritora, productora, directora, creativa, empresaria y por ser un modelo a seguir de millones de fanáticas y fanáticos que se ven inspirados por ella. 

Entonces, ¿por qué el odio? Es una pregunta que se deberían hacer muchos desertores para encontrar una respuesta válida basada en la personalidad, trabajos y personalidad de la cantante y no sólo cavando en lo más oscuro de su carrera. 

¿Se merece el odio? Eso depende de quién lo opine. 

 

No te pierdas de las últimas noticias de Vive Usa en Google News, síguenos aquí

Temas Relacionados
Taylor Swift cantante Grammy 2021