Beneficios a la salud de adoptar una rutina de estiramientos, según Harvard

El estiramiento es una de las formas de preparar al cuerpo para el ejercicio y para mantenerlo sano

Beneficios a la salud de adoptar una rutina de estiramientos, según Harvard
Pixabay
Bienestar 14/07/2021 05:00 María Alba Actualizada 05:18

Uno de los procesos de preparación por los que debe pasar el cuerpo previo al ejercicio es el estiramiento, el cual ayuda a la flexibilidad de los músculos y articulaciones y promueve los movimientos saludables del cuerpo. 

De acuerdo con expertos de Harvard, realizar estiramientos con los músculos fríos puede provocar lesiones, por lo que es necesario que dicho proceso se lleve a cabo después de una sesión de calentamiento. 

¿Con qué frecuencia se debe hacer estiramientos? 

Especialistas del Colegio Americano de Medicina Deportiva (ACSM) apuntan que el proceso de estiramiento se debe practicar: 

1. Dos o tres veces por semana en adultos sanos. 

2. Los ejercicios sugeridos incluyen de flexibilidad como yoga o tai chi; con estas opciones se busca trabajar en los tendones y músculos del cuello, hombros, pecho, tronco, espalda baja, caderas, piernas y tobillos. 

3. Es necesario que a cada ejercicio se le dediquen al menos 60 segundos y se hagan dos o tres repeticiones de cada una. 

“Es posible que le haya tomado muchos meses tener los músculos tensos, por lo que no estará perfectamente flexible después de una o dos sesiones", dice el fisioterapeuta David Nolan del Hospital General de Massachusetts a Harvard. 

"Se necesitan de semanas a meses para volverse flexible, y tendrá que seguir trabajando en ello para mantenerlo", añade.

¿Por qué el estiramiento es importante? 

El estiramiento mantiene los músculos flexibles, fuertes y saludables. Si se realizan estiramientos con frecuencia, es posible mantener una flexibilidad sana en las articulaciones, de lo contrario, los músculos se acortan y se tensan. 

A largo plazo, la falta de estiramiento pone en riesgo la salud general del cuerpo e impiden varias acciones tan naturales como caminar o sentarse; los músculos se vuelven débiles y aumentan las posibilidades de sufrir dolores crónicos articulares, distensiones y daño muscular. 

Hacer estiramiento también ayuda a las personas con problemas de equilibrio a evitar caídas que suponen un riesgo para su vida. 

¿Cómo empezar con los hábitos de estiramiento?

Los especialistas dicen que no es necesario iniciar los ejercicios para estirar todos los músculos

“Las áreas críticas para la movilidad se encuentran en las extremidades inferiores: las pantorrillas, los isquiotibiales, los flexores de la cadera en la pelvis y los cuádriceps en la parte delantera del muslo”, dice Nolan. 

Por lo que es recomendable estirar en las primeras sesiones de estiramientos los hombros, el cuello y la zona lumbar. 

Consultar con fisioterapeuta es una buena opción para adoptar el hábito de estiramientos. Este especialista puede evaluar la fuerza muscular y con base a ello, diseñar un programa de estiramiento que se adapte a las necesidades de la persona en cuestión. 

Si el paciente tiene afecciones crónicas como Parkinson o artritis, los fisioterapeutas podrán crear un régimen específico y con todas las precauciones posibles. 

 

 

No te pierdas de las últimas noticias de Vive Usa en Google News, síguenos aquí