no tener miedo a contactar a la policía