10 consejos para hacer rafting en el Río Colorado

El deporte extremo del descenso de ríos rápidos, mejor conocido como rafting, es una experiencia que te acerca con la naturaleza y que puede realizarse con toda seguridad siguiendo los siguientes consejos básicos

Especial
Destinos 04/06/2015 18:00 Humberto Cadena Actualizada 15:45

El escenario natural de las rocallosas se baña por las aguas del Río Colorado, que en su recorrido ofrece algunas de las mejores ubicaciones para la práctica del descenso de ríos, mejor conocido como rafting.

Los aventureros deben prepararse para la ausencia de infraestructura turística para, en cambio, poder disfrutar del vértigo y la adrenalina que los rápidos del Río Colorado ofrece a lo largo de Utah y Arizona.

La duración ideal de la aventura es de cuatro días, periodo en el que se podrán recorrer los diferentes desafíos que presenta la turbulencia de los cuerpos de agua que bañan al Gran Cañón.

Durante la noche, una serie de hoteles con todas las comodidades a lo largo de la ruta ofrecen el descanso requerido a los visitantes que gustan del deporte extremo.

Vive USA te presenta los siguientes consejos para que disfrutes con toda seguridad tu aventura en aguas dulces.

1. Elige a la empresa de guías que te ofrezca más seguridad. Investiga todo lo que puedas acerca de la empresa que será tu guía. Pregunta cuánto tiempo tienen en el negocio y con su propietario actual. Averigua qué clase de entrenamiento tienen sus guías, qué instancias gubernamentales amparan sus permisos de operación y prácticas de entrenamiento. Esto te ayudará a conocer si estás contratando a una empresa profesional, que te permitirá seguir las reglas básicas para la práctica del rafting.

2. Utiliza siempre equipos de flotación. Aunque el hecho de usar un chaleco salvavidas no es garantía de que tu vida está a salvo, son accesorios necesarios para la práctica del descenso de ríos. Todos los broches deben estar cerrados y las cintas bien ajustadas para que quede a la medida de tu cuerpo; el chaleco tiene que estar ajustado a tu cuerpo de tal manera que te permita respirar y que no pueda deslizarse sobre tu cuello.

3. Utiliza elementos de protección. El uso de un caso es necesario, sin importar en qué ruta de rafting participes. Como en la práctica de otros deportes de riesgo, el uso del casco puede salvar tu vida ante la eventualidad de un golpe.

4. Elige el vestuario adecuado de acuerdo al clima. Al inicio de la primavera, el agua puede ser fría, por lo que utilizar un traje y zapatos adecuados puede hacer tu aventura más cómoda. En muchos casos los guías rentan ropa y accesorios; te recomendamos averiguar previamente si tu guía te ofrece este servicio. En caso de que hagas tu descenso en un día caluroso, puedes utilizar ropa de rápido secado, una pantalla protectora del sol, anteojos de sol con protección UV, listones o algún aditamento para que no pierdas tus anteojos, así como protector solar.

5. Sostén el remo con la técnica adecuada. Una de las principales medidas de seguridad en la práctica del rafting es utilizar la técnica adecuada para sostener el remo. Una de las manos debe colocarse en su base, mientas que la otra debe situarse en el extremo del remo donde se forma una T. Esta técnica puede evitar que un golpe con el remo sobre el rostro no tenga consecuencias graves.

6. Mantenerse dentro del bote. Aunque esta recomendación parece de sentido común, en algunas circunstancias la práctica de este deporte puede causar que los remeristas sean lanzados fuera de la lancha. Cuando alguien cae del bote, lo más importante es no entrar en pánico, ubicar el bote, y tratar de aferrarse a él a fin de no ser arrastrado por la corriente. Si no está al alcance, se recomienda tratar de remar hacia él. No se recomienda nadar hacia las orillas, dado que esto puede dificultar el rescate y causar mayores riesgos.

7. Conoce las técnicas de nado adecuadas. El nado de río es una técnica que permite al nadador mantener la cabeza sobre la superficie del agua a fin de tener visibilidad de su entorno. Consiste en mantener la cabeza levantada todo el tiempo, mientras se avanza al frente a través del braceo y patadas simultáneas, en caso de perder contacto con el bote, esta técnica puede ayudarte a salir del río. Otra técnica es la de colocarte en el agua boca arriba, con las piernas por delante para que sirvan para absorber el golpe en un posible impacto contra alguna roca. Sigue las instrucciones precisas que proporcione tu guía en caso de que te veas en la necesidad de nadar.

8. Familiarízate con los comandos. Antes de comenzar un descenso, tu guía explicará las instrucciones y comandos necesarios para mantener la ruta adecuada del bote y las medidas de seguridad. Una de las más sencillas e importantes en caso de que tu bote esté en riesgo de zozobrar es la del High-Siding, que debe ejecutarse cuando el bote golpea una roca y queda en una posición lateral, haciendo que la presión del agua haga dar la vuelta a la embarcación. Si el guía da la instrucción de High-Side deberás colocar tu peso hacia la parte que está siendo levantada por la presión del agua, lo que puede evitar que los ocupantes sean expulsados del bote.

9. Nunca pierdas la calma. Entrar en pánico siempre es sólo una pérdida de tiempo.

10. Atiende las instrucciones de seguridad. Los guías del rafting en Estados Unidos usualmente forman parte de asociaciones como la Colorado River Outfitters Association (CROA), América Outdoors (AO), y All-Outdoors Whitewater Rafting, las cuales cuentan con protocolos de seguridad y primeros auxilios que reducen los riesgos de este deporte extremo.

Al seguir estos consejos básicos y escuchando con atención a tu guía durante tu descenso en río, seguramente vivirás una experiencia segura disfrutando de la belleza de la naturaleza y la fuerza del agua.

Más información de viajes y destinos en:

www.viveusa.mx

También te puede interesar

Turismo de aventura: 7 opciones en EU

10 Aventuras más extremas en EU